La Bambina Impertinente

La Bambina Impertinente

miércoles, 18 de marzo de 2009

No hay que ser un lince

Dicen que la demagogia es la degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos (al más puro estilo de TV movie de sobremesa), tratan de conseguir o mantener el poder, y por extensión, aquella manipulación que se pueda hacer desde un puesto de poder para mantenerlo o para conseguir el favor popular. Pues eso, que no hay que ser un lince para ver lo que la Iglesia pretende con esta nueva campaña publicitaria que constará de 30 mil carteles, 1.300 vallas publicitarias y 8 millones de folletos.

¿Porqué unos señores que tienen prohibido tener hijos nos acosejan sobre qué hacer con los nuestros y, sobre todo, porqué se empeñan en que poblemos y poblemos la tierra? ¿porqué si se posicionan en defensa de la vida humana no respetan la pluralidad de la misma, con sus ateos, sus homosexuales y sus partidarios de otras religiones? ¿porqué su jefe supremo vive en una torre de cristal rodeado de lujos y nos pide resignación para nuestras penurias diarias? ¿por qué hay curas con condenas firmes por pederastia que siguen ejerciendo, eso sí, en otras parroquias? ¿porqué cuando mueren niños palestinos bajo fuego israelí o niños soldados en Sierra Leona o subsaharianos ahogados en pateras, no se toman tantas molestias, ni un cartel, ni una valla, ni un folleto? ¿porqué les sigue preocupando tanto los medios anticonceptivos (que por cierto, su uso evitarían muchos abortos adolescentes) y tan poco las verdaderas injusticias, las verdaderas lacras humanas? ¿porqué la violencia machista tiene tanto que ver con los pilares católicos, con la reducción de la mujer a un simple receptor de esperma, a madre y esposa mártir? ¿porqué una institución premedieval se ha mantenido hasta nuestros días sin apenas modificaciones y tan ajena a la evolución social, científica e ideológica de la humanidad?

Podría seguir haciendo preguntas, pero si no supo contestármelas de manera convincente el padre Don Lisardo a mis ingenuos 14 años, no creo que puedan ahora... quizás a los 80 en mi segunda infancia ...

De momento os dejo esta viñeta de Eneko:





2 comentarios:

FRAN dijo...

En mi opinión, la Iglesia Católica, con su objetivo no oculto de cristianizar y evangelizar a todos y a todas, se cree en la obligación también de dictar las normas éticas y morales urbi et orbi. No obstante, el uso de preservativos supone, como en muchas otras cosas, la no aceptación de una supuesta voluntad divina. No quiero tener ahora un hijo o no quiero tener ahora una enfermedad de transmisión sexual. Si nos inclinamos por decidir por nosotros mismos nuestro destino, la existencia de la Iglesia dejaría de tener sentido. En este contexto, el preservativo es un símbolo de la pérdida de poder de la Iglesia, y por eso abominan de él, a pesar de que las declaraciones del Papa pueden causar estragos entre la gente de los países más pobres, donde les es más fácil tener nuevos fieles.

Por cierto, muy interesante tu blog. Si tienes ocasión, entra en 6dilly4dally. Además de publicar dibujitos, frecuentemente expreso mi opinión valiéndome de ellos. Si entras, busca en la sección "AY, EL HOY". Un saludo.

Estrella dijo...

Si asi esta la situacion en tu país, imaginate aca en el tercer mundo, la iglesia es ,actualmetne, la mafia mas poderosa que hay en mexico, no es el narco, como se esta proyectando mundialmente, es la iglesia