La Bambina Impertinente

La Bambina Impertinente

domingo, 12 de octubre de 2008

La realidad paralela

A estas alturas decir que me gustan lo gatos, no es decir mucho. Sé que muchos de los que visitáis este blog compartís esa preferencia por los felinos, así que quisiera hablaros de dos blogs dedicados a ellos, especialmente a los más desfavorecidos esos que pueblan silenciosos nuestras calles y que sufren las inclemencias del tiempo, el hambre y la sed, la ausencia de cariño, y más veces de las deseables, el desdén de algún desalmado. Los blogs no sólo son pequeñas ventanas a las que asomarse a las vidas de otros, también deberían ser espacios de denuncia, solidaridad y reflexión. Si podéis pasaros y difundir sus historias, ya estaréis haciendo mucho, pero si además colaboráis de otras maneras (adopción, acogida o donaciones), habréis dado sentido al trabajo de todos los voluntarios que hay detrás de esta gran pasión.

De momento os dejo con Esmeralda, una gata muy especial que fue abandonada este verano, fijaos en sus ojos ... ¿hay alguien que quiera darle un merecido hogar?

Esta hermosa gata fue adoptada el mes pasado (Febrero), ahora ronronea bajo techo, se acurruca en su mantita y mira por la cristalera de la ventana, agradecida de estar del otro lado.

6 comentarios:

roger olmos dijo...

Suerte con la preciosa Esmeralda!
De ultima puedes buscar un refugio de acogida, alli por lo menos estará alimentada bajo techo.

Hasta pronto Bambina!

viola dijo...

Ciao,
grazie per il tuo commento e a presto!!!

Cannnela dijo...

Gracias por tu comentario :)
Sí soy socia de Khatucai y desde el verano vengo haciendo de casa de acogida de algunos chiquitines que pasan por su manos.
Si necesitas ayuda con los calcetines silba :D

issa dijo...

muchas gracias por tu visita, ya veo que no soy la única que se prenda con los felinos. Te iré siguiendo en el blog porque me parece estupenda tu labor. Un saludo

Marta dijo...

QUé gata más guapa y más eñegante, le va muy bien su nombre. Ojalá encuentre dueño.
Sí, la gente es muy mala, malísima.

Yo en mi barrio sufro este problema: hay gatos callejeros que sufren todos los males que mencionas y aún así hay vecinos que los odian y parecen llevar una cruzada en su contra...
A veces me avergüenzo de la raza humana :_(
Así es como Totoro llegó a casa. Estaba moribundo en medio de la calle, sin fuerzas ya. Un bebé de apenas 2 meses...
¿Cómo no le iba a ayudar?
Ahora lleva una semana en casa y está hecho un campeón. Aún recuperándose, poco a poco, pero ya parece otro.
Gracias por ser como eres, Bambina, me encanta volver a pasarme por aquí!

janil dijo...

Pasé hace unos días y por lo visto no comenté...
Me llegan tantos casos de abandonos y malos tratos que no doy abasto ni a difundir... De veras me avergüenzo muchas veces de mi condición de ser humano...

Un abrazo muy fuerte!