La Bambina Impertinente

La Bambina Impertinente

domingo, 1 de febrero de 2009

El barrio, Mi barrio



Me centraré en mi bloque, aunque probablemente todo esto es extensible al Barrio entero…vivo en casas que pertenecen al Ayuntamiento de Cádiz y que por tradición han sido durante la década de los ochenta y parte de los noventa, el Bronx gaditano. Antes nos separaba del resto de la ciudad las vías del tren, ello lo legitimizaba como un auténtico underground… ahora, aunque gracias al soterramiento de las vías, hemos llegado a formar parte de la ciudad, la ciudad y por ende el civismo, no forma parte de muchos de mis vecinos.
Todos habéis tenido conflictos vecinales, todos tenéis problemas de comunidad, pero creedme, lo que os voy a contar os parecerá perteneciente a un universo paralelo.

No sé si os habéis puesto en situación pero aquí, todos o casi todos, cargan con más de una tragedia personal, así que todo esto lo hago sin perderles el respeto. Yo me mudé aquí a finales de Noviembre de 2002 y pocos días después me encontré frente al portal un pavo atado de una pata a un árbol y con un cartel que le colgaba del cuello : "por fabo no rovarme" (sic)… y según se acercaba el 24 se mascaba la tragedia, como comprenderéis a la mañana del 25 no quedaba ni la guita que lo ataba. Pobre bicho creo que lo degollaron frente al bar Stop… Lo dicho, no son cívicos… La del 12 limpia el balcón con lejía, decorándote la ropa al más puro estilo ochentero, la del 11 te completa la decoración de la misma con tinte (tiñe toda su ropa de negro y tal cual, chorreandito, la cuelga…) y si no te das prisa los vencejos (especie protegida que anida en la azotea, hay que joderse) te cagan la ropa… vamos, que necesito una secadora como el comé.Esta semana me toca la escalera, limpio mi planta una vez al mes…porque se niegan a contratar a nadie, vale, las trifulcas de "esta semana te toca a ti, o la otra a la de al lao", ha desembocao en un cartelito de mono, como el del pavo, que te cuelgan en la puerta el mismo lunes por la mañana.. y no os voy a amargar describiéndoos lo que me encuentro en el rellano más de un día…. Como el ascensor, que de tres viajes, uno te quedas atrapá dentro y si no fuese porque hay restos biológicos como para grabar la próxima temporada del CSI enterita, po anda… pero ni el stop, ni la alarma ni la apertura de emergencias funciona… la última vez fueros dos horitas mi amor y yo dentro, pegaditos, pegaditos y no por la pasión… si no por evitar rozarnos con las paredes. Intento subir casi siempre hasta el noveno a pie, pero hija, no todos los días está una pa proezas…Las mascotas… de todo tipo, de veras, de todo tipo… empezando por mis sobrinos que viven en el 11: tres perros, una iguana, dos hurones…el otro día uno de los gemelos me bajó dos cochinos vietnamitas y un biberón, que tenía que irse, que les tocaba la toma… que stress, darle el bibi a los cochinos y evitar que los gatos los confundiera con la cena. Pero claro, la del 10 tenía una cabra, digo tenía porque después de que empujara al yorkshire ventana a bajo, los diez pisitos, se deshicieron de la cabra, aunque me queda la curiosidad si tuvo el mismo fin que el pavo. Qué doló ve caé al pobre perro… claro que si se trata de caer, por estas ventanas ha caído de todo. Una de las pareces del salón es toda de cristal, con ventanas arriba y abajo y sus rejas, claro. Naranjazos, hubo un temporada que le dio a un nota por tirar naranjas a dar, vamos, que un día vino un policía local preguntándome si yo sabía algo, cómo pa saber, que aquí como poco te dedican un grafiti si hablas con un policía. Hace un par de día me calló un biofrutas mediterráneo, lleno, a los pies, uf casi, y Juan me cuenta que los de 7 hace unos años cuando se estaban separando tiraron la casa por la ventana, literalmente, empezando por el televisor… después está el caso de los suicidas, que alguno que otro también ha caído.
La superpoblación… esto me tiene intrigá porque en algunos pisos viven hasta diez y yo por más que calculo no los ubico ¡sí yo no tengo dónde meter los cómics y somos dos!. La del octavo me tiene frita, cada dos por tres, les da un siroco y sube pa darme las quejas de lo que toque…. Que los ladridos de mi perro no le dejan dormir (pero si tengo gatos!), que hay que ver el niño con la trompeta (¿?), que si le mancho la ropa (que no soy yo, que es la de arriba), que si se le ha atascao el váter y que como está el mío, que si se le ha ido la antena….con lo fácil que sería preguntarme si la invito a café… La pobre todas las noches a las 23 y 30, amenaza con suicidarse y discute en pleno soliloquio con su marido, víctima de una embolia e incapacitado para el habla (y seguro que todas las noches se pregunta porqué no el oído)… lo peor es cuando uno de sus hijos (viven tres generaciones en el piso de abajo) sale de vez en cuando del Puerto 3, la lía, vuelve a las andadas y hala, otra estancia gratis a costa del estado.La delincuencia es otro cantar, ¿oísteis hablar del equipo de futbito gaditano que entre la ropa sucia venía cargadito de hachís? Con deciros que cada vez que pasa algo en Cádiz la poli viene aquí a por los sospechosos habituales… Este verano apareció uno del bloque con lo menos cuatro mochilas y la policía detrás, parece ser que las había robado a los bañistas de la playa, salió medio vecindario a defenderlo: "dejá ar mushasho, si no ha hecho daño a nadie!", algunos hasta lo ayudaban a escapar… será por tradición pero aquí el único corporativismo que se entiende es ese: la poli es mala, se ceban en los que no tienen y dejan libre a los peces gordos… yo por si acaso a mi hermano le tengo prohibido venir con uniforme, que ya me tienen manía… debo de ser algo así como la pija del bloque… el caso es que sólo me hablo con los del 7ª, una pareja de sordomudos.

Me lo tomo con humor, porque a ver, no hay otra y lo cierto es que cada vez me siento más cercana a esta gente, no a todos, pero muchos a pesar de que la vida jamás le ha sido favorable la afrontan con optimismo y con una sabiduría que sólo te da los palos. 


3 comentarios:

Curro dijo...

Je,je,je... cuando escribiste lo de las mascotas y pusiste empezando por mis sobrinos del 11, el subconsciente me traiciono y creí que te referías a ellos como mascotas... después vi que lo hacías a su zoológico.

Tienes razón sin optimismo la mitad de la población del planeta no podría sobrevivir... y por desgracia los humanos somos tan tozudos que solo aprendemos a base de palo.

Sin animo de parecer pedante, creo que vencejo es con "v".

Sonia dijo...

po va a zer que si.

Estrella dijo...

Que circense tu edificio, por lo menos no te aburres